PSITTACUS CATALONIA Tel. +34. 93 841 12 67 Fax. +34. 93 841 31 16

Protocolos de uso de los productos SERINUS

Preparación y uso de las papillas para la cría manual

 

Ornithological ScienceLas papillas SERINUS para la cría manual han sido ideadas para ser suministradas con una textura cremosa similar a la de un yogourt batido. Esta és la textura que adquiere la papilla disuelta en agua tibia con una concentración de sólidos de un 20-25% aproximadamente.

Concentraciones de sólidos superiores pueden dificultar la correcta digestión y tránsito de la papilla e incluso provocar impactaciones del buche o del tracto digestivo en general. Además, una insuficiente cantidad de agua en la mezcla interferirá en el mantenimiento del óptimo nivel de hidratación del polluelo. Este último aspecto resulta especialmente importante cuando se mantienen los polluelos en criadoras con ventilación forzada. La ventilación forzada tiene su sentido en cuanto al mantenimiento de la homogeneidad de temperaturas en el interior de la criadora, pero tiene el inconveniente de que aumenta el nivel de evaporación del agua a través de la piel de los pichones.

En pichones recién nacidos o de pocos días de edad, el mantenimiento de un correcto nivel de hidratación resulta fundamental y a la vez dificultoso debido a la casi nula protección de su piel. Durante el primer día de vida recomendamos concentraciones de sólidos inferiores (18-20%) y la substitución del agua por suero Ringer Lactato.

Para preparar la papilla recomendamos poner el producto en polvo en un pequeño bol e ir añadiendo agua tibia al tiempo que se mezcla el conjunto con un pequeño mezclador de varillas o de muelle (de los que se usan para la preparación de salsas). Se seguirá añadiendo agua hasta conseguir la textura anteriormente recomendada.

Las papillas SERINUS han sido diseñadas para tendir a mantener su fluidez, a fin de minimizar el riesgo de impactaciones. Es por ello que no resultan adecuadas embuchar a los pichones "a palillo". La textura pastosa que esta técnica de suministro requiere, solamente se logra con unos niveles de humedad inadecuadamente bajos.

Para el suministro de las papillas SERINUS recomendamos el uso de jeringas (de 1 a 5 ml) con sondas blandas de punta redondeada. Resultan especialmente seguras y son muy bien aceptadas por los polluelos de todas las edades.

La papilla se inyectará en pequeñas dosis al fondo del paladar del polluelo de corta edad, cada vez que éste pide comida hirguiendo el cuello y abriendo completamente la boca. Este proceso de inyección y extracción se realizará repetidamente hasta que el polluelo deje de solicitar comida. Nunca suministre forzadamente papilla a un polluelo que no la solicita: el riesgo de asfixia por aspiración de papilla sería elevado.
Los polluelos de más edad solicitan la comida de forma bien distinta, pero la recomendación es la misma: el proceso de embuche debe ser siempre voluntario; nunca sujete al polluelo para suministrarle la papilla forzadamente.

Ornithological Science

La práctica de la cría a mano de polluelos de canario u otra especie de fringílido, cobra especial interés cuando los progenitores no embuchan correctamente a sus pichones o cuando las nidadas son excesivamente numerosas. Dependiendo de cada caso en particular, deberá optarse por extraer a los polluelos y proceder a su cría artificial o por colaborar en la labor de embuche que realizan los progenitores suministrándoles papilla una o dos veces al día.

Si embuchamos a los polluelos en el nido debemos tener en cuenta que los padres están "programados genéticamente" para abandonar a sus pichones si éstos dejan de solicitar comida. Los padres asocian la falta del reclamo de comida a la enfermedad de los pichones y actuan en consecuencia abandonando la nidada. Es por ello que resulta importante no cebar repetidamente a los pichones si pretendemos que los padres continuen con su labor; nuestras "colaboraciones" deberan espaciarse a lo largo del día a fin de que los polluelos expresen también sus demandas de comida ante sus padres. Otra estrategia que puede aplicarse en estos casos consiste en dejar siempre un polluelo sin embuchar (cada vez uno de diferente), a fin de mantener el nivel de estímulo al embuche a los progenitores.

Si optamos por la cría artificial completa, procuremos iniciarla siempre que sea posible cuando los polluelos tengan más de 3-4 días de edad. Los primeros días son los que comportan mayor dificultad y requieren un utillaje más complejo.

Durante la cría artificial, recomendamos iniciar el suministro de comida a las 7 de la mañana y finalizarlo a la 12 de la noche. Las tomas de papilla se repetiran durante el día en intervalos de 1,5 a 2 horas, en función del nivel de vaciado del buche. Siempre que sea posible, evite alimentar al polluelo cuando el buche contenga todavía papilla de la anterior toma.

La papilla deberá prepararse nuevamente cada vez o, como máximo podrá reutilizarse en la siguiente comida. De ser así y para mantener correctamente la papilla ya preparada dentro de la criadora, el bol deberá cerrase con film plástico retráctil, a fin de minimizar la evaporación.

Los polluelos criados artificialmente con las papillas SERINUS se emancipan espontáneamente cuando llega el momento; simplemente van paulatinamente dejando de solicitar comida hasta que dejan de hacerlo. Como es lógico, para ello es necesario ofrecerles un comedero con "SERINUS Fórmula de cría y un bebedero con agua, a partir del momento en que empiezan a moverse por si solos por la cubeta o jaula. Recomendamos ponerles tambíen a su disposición un poco de nuestra pasta de cría seca, preparada con brócoli y zanahoria trituradas (ver las recomendaciones de preparación y uso de este tipo de producto). La inclusión de un ejemplar de mayor edad en el grupo de animales a destetar, facilita y acelera el proceso, puesto que actua como tutor y les proporciona modelos de conducta alimentaria.

 

 

© PSITTACUS CATALONIA 2019