PSITTACUS CATALONIA Tel. +34. 93 841 12 67 Fax. +34. 93 841 31 16

¡SE BUSCA!

¿Qué hacer en caso de pérdida de nuestro loro?

Una de las situaciones más difíciles a las que podemos enfrentarnos es a la pérdida de nuestra mascota, ya sea por muerte o por extravío.

En lo referente a la pérdida de un loro hay que decir que no significa que esté escapando, es decir, los loros no salen volando pretendiendo huir de sus hogares.  Aún cuando al verlos volar nos parezca que lo hacen con absoluta soltura y maestría, un loro mascota que se mantiene siguiendo las pautas tradicionales o habituales de alojamiento y cuidados, no cuenta con la oportunidad para desarrollar y sostener su condición física, tono muscular y destrezas de vuelo.  Por lo que podemos garantizar que es un ave que está volando sin controlar sus movimientos aunque no nos lo parezca. Únicamente bate las alas obedeciendo a la inercia, lo que lo lleva a tomar más velocidad, más altura y más y más distancia de su punto de partida.   Una de las habilidades más difíciles de conseguir para las aves es el aterrizaje.  Perder altura, velocidad y aterrizar en un punto deseado se consigue gracias a la práctica diaria. 

Por lo que no es extraño que ante un descuido de dejar una puerta o ventana abierta, nuestra querida mascota salga volando y no pueda volver.

¿Qué debemos hacer ante esta situación? Recomendaciones prácticas.

  1. Mantener la calma y pensar positivo. ¡Es posible recuperarlo!Seguirlo con la vista lo más que se pueda, de ser posible hasta ver donde se detiene o por lo menos estar seguros en qué dirección ha volado.
  2. Difundir información para dar aviso de la emergencia y ayudar a su identificación. (Consulta los carteles que dejamos a disposición para ahorrar tiempo).
  3. Tener a mano los documentos del loro (número de identificación, factura…) y ponerse en contacto con el centro de cría o tienda donde fue adquirido.  Muchas veces ellos reciben noticias de loros extraviados.
  4. Notificar a las cínicas veterinarias y tiendas de animales de la zona.  Si alguien lo encuentra acudirá a uno de estos establecimientos para localizar a su propietario o bien para adquirir alimento.
  5. Dar aviso a la policía de la localidad.
  6. Concentrar las búsquedas durante el amanecer y el anochecer.  Ya que será durante estas horas cuando se desplace.  Llamarlo constantemente con silbidos y voces conocidas y escuchar su posible respuesta.
  7. Organizar turnos de observación desde puntos elevados como azoteas.

¿Cuál es la mejor manera de prevenir un incidente de esta naturaleza?

Con toda certeza la mejor opción, es enseñarle a volar y permitirle esta actividad cada día, de tal manera que pueda mantenerse en forma física y desarrollar habilidades de vuelo.  Simultáneamente obtendremos otros beneficios como el establecer una dinámica de convivencia distinta con nuestro loro, más cercana y armoniosa; además de ofrecerle mejores condiciones de vida.

Es común todavía, encontrar casos de loros que han sido recortados del vuelo (recorte de las plumas remeras de un ala) para así evitar que vuele y “facilitar su manejo”. Sin embargo, ya es bien sabido que esta costumbre, lejos de facilitar el manejo de las aves, da pie a que se originen muchos más problemas como ansiedad por separación, agresión por frustración, picaje, lesiones en quilla, entre otros.

Debemos asumir que si bien, no podemos eliminar completamente el riesgo de que nuestro loro vuele accidentalmente fuera de casa, sí podemos tomar acciones para evitar que este evento resulte en una tragedia familiar.

 

 Psittacus Catalonia

 

© PSITTACUS CATALONIA 2019